¿Por qué Sacado del Medio? Acá nos presentamos

miércoles, 9 de noviembre de 2011

¿“Periodismo militante”… o lamebotas del gobierno nacional?

El amigo Demian Paredes acaba de publicar un post en El Diablo se llama Trotsky
por la temática del mismo, corresponde que Sacado se lo saque




Todo tiene un límite. Cuando hay que leer cosa como éstas, donde Martín Granovsky hace en Página/12 un elogio al oscuro funcionario y ministro peronista Aníbal Fernández (récord de años seguidos como ministro), diciendo: “Fernández conocía a (Darío) Santillán personalmente. El dirigente de la agrupación Aníbal Verón coordinaba un horno de pan en medio de la hambruna de la crisis y a veces pedía ayuda en el Ministerio de Trabajo. Alguna vez Fernández lo auxilió de su bolsillo”, uno empieza a creer que eso del “retorno de la militancia” con la que se hacen gárgaras los K y peronistas es en realidad otra cosa: es, en el caso del periodismo, ser escriba oficialista por un sueldo (o por alguna necesidad ¿o necedad? ideológica, que obliga a omitir lo que es la realidad).

Otra explicación no cabe.

Veamos.


Aníbal Fernández era, en el interinato persidencial de Tachuela, quien asumió diciendo que iba a sacar los tanques a la calle si era necesario, para detener el “caos” y “la anarquía”, Secretario General de la Presidencia. Es decir que ordenaba las acciones del gobierno, como la política a tener ante las movilizaciones que había en 2002. La masacre de Puente Pueyrredón, donde cayeron Kosteki y Santillán, junto a una treintena de heridos de bala, terminó condenando a Fanchiotti y a otros canas. Pero ¿el poder político? Una vez más, zafó.

Incluso en 2005, cuando Fernández declaró, le echó el fardo a su colega Atanasof (lógico: parece ser una táctica privilegiadadel peronismo: acusarse unos a otros, como hicieron hace un año los kirchneristas con el asesinato de Mariano Ferreyra, diciendo que fueron… los duhaldistas), y llegó al colmo de decir que la política del duhaldismo era “clara” (claramente represiva). Fernández dijo que la citación para que declare “no tenía sentido”, ya que estaba fuera del país (regresó el mismo 26 de junio, a pocas horas de la represión en Avellaneda).

Sin embargo, fue clara la respuesta de la abogada de la familia Kosteki, Claudia Bracamonte, a esto: “El 26 de junio de 2002 Fernández estaba en funciones, más allá de que estuviese o no en el país. Tiene datos concretos sobre lo que pasó no sólo ese mismo día, sino también sobre los actos preparatorios y posteriores”. “Está absolutamente claro que existióresponsabilidad política y que hubo un plan de represión pergeñado con anticipación”.

El mismo Página/12, que ayer publicó ese panegírico vergonzoso de Granovsky, un año antes daba cuenta de reclamo de los familiares de Kosteki y Santillán“Los familiares marcaron (…) dos ejes que plantearán los movimientos no alineados con el kirchnerismo: la denuncia contra Duhalde como responsable político de los asesinatos y la denuncia contra el gobierno nacional por no impulsar la investigación de los responsables. La consigna con que convocan es “Cárcel para Duhalde, Solá, Soria y Aníbal Fernández”, funcionario duhaldista cuando ocurrió la masacre.” Y más: “El padre de Darío criticó por otra parte al gobierno nacional, al quejarse de que Néstor Kirchner “prometió” impulsar la investigación de las responsabilidades políticas “y nunca cumplió”.”

(Por otra  parte, las consignas del año pasado fueron las mismas que las de 2007, donde también se exigió el juicio y castigo a los responsables políticos de estos crímenes“Entre ellos, quien fuera presidente de la nación, Eduardo Duhalde, el actual gobernador de Buenos Aires Felipe Solá, el entonces jefe de Gabinete Alfredo Atanasof, el ex secretario de Seguridad Juan José Alvarez, el ex responsable de la SIDE Carlos Soria, el ex segundo de la Secretaría de Inteligencia Oscar Rodríguez,Aníbal Fernández (ex secretario general de la Presidencia) hoy Ministro de Interior de Kirchner, Jorge Vanossi (ex ministro de Justicia) y Luis Genoud (ex secretario de Seguridad bonaerense).)

Quien se merece entonces alguna mención al récord (en este caso, al récord de la obsecuencia sin límites), es Martín Granovsky.

* Acá puede leerse un comunicado del Frente popular Darío Santillan respecto al tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor firme el mensaje, aunque más no sea con seudónimos o iniciales.