¿Por qué Sacado del Medio? Acá nos presentamos

miércoles, 31 de agosto de 2011

Julio López no está desaparecido




Parece que no. No sigamos pidiendo por su “aparición con vida YA!”. No. Estamos equivocados. Jorge Julio López no está desaparecido. Debe estar en lo de alguna tía, como sostuvo desde el principio el ministro Aníbal Fernández. ¡Claro! Qué giles que somos.

Es más, es posible que Julio López nunca haya existido y nosotros lo inventamos sólo como para joderle la vida al gobierno, al señor gobierno de los derechos humanos.

¿Cómo va a estar desaparecido Julio López, si este país está gobernado por centinelas de la justicia, la paz y la buenaventura?

¿Cómo va estar desaparecido Julio López, si la presidente Cristina Fernández de Kirchner, justamente ella que habla de todas y de todos, nunca habló de él?

Si ella, que es la justicia en persona, la heroica garante de todos nuestros derechos (los humanos y todos los demás) nunca nombró a un tal Jorge Julio López, ¿cómo se nos ocurre decir, escribir, gritar que un tal Jorge Julio López está desaparecido, desde hace cinco años, y que desapareció durante la gestión de este gobierno?

¿Estamos locos?


¿Y cómo vamos a tener la caradurez de decir que este gobierno, el paladín de los derechos del hombre, no hizo nada por encontrar a un tal Julio López?

¿Qué bicho nos picó?

¿Cómo se nos ocurre pensar que este gobierno no va a poner todos sus recursos y sus herramientas a funcionar inmediatamente para encontrar a un ciudadano desaparecido, se llame Julio López o se llame Luciano Arruga o se llame como se llame?

No. No.

Estamos locos si pensamos que Julio López está desaparecido.

estamos mucho más locos si creemos que la desaparición de Julio López no representa más que una circunstancia olvidable para Cristina, para Scioli, para La Cámpora y la mar en coche.

Y estamos al borde del delirio si, además de todo eso, pensamos que Cristina y Néstor tuvieron algo que ver con que Julio López haya desaparecido, forzadamente, de todo registro, de todo discurso, de toda mención pública, de toda referencia.




Decir que Julio López fue tres veces desaparecido es una locura. No podemos hacerlo.

No podemos decir que a Julio López lo chuparon en el ’76, lo volvieron a chupar en 2006 y lo desaparecieron por tercera vez cuando dejaron de nombrarlo, de mostrar su imagen y, sobre todo, de buscarlo.

Sí. Estamos locos. Todos. Los compañeros de Julio López. Los organismos de derechos humanos que representaron a Julio López. Los militantes políticos y sociales que marchan por Julio López. Los ex detenidos desaparecidos que lucharon con Julio López.

Los millones que creemos que a Julio López lo chuparon desde los oscuros sótanos del aparato represivo que el Estado mantiene prácticamente intacto desde aquella larga noche, estamos locos.

Si no, ¿por qué ningún diario, ningún canal de televisión, ninguna radio ni ningún portal de Internet nombró a Julio López siendo que ayer, 30 de agosto, fue el Día Internacional del Desaparecido?

Y no sólo no lo nombraron Clarín, La Nación o Perfil, que ni se molestan en hablar de Julio López a no ser que les sirva para aguijonear a los kirchneristas en su disputa de poder.

Tampoco lo nombró Página/12, el diario que a más de uno hizo creer que estaba realmente consustanciado con la causa de los desaparecidos.

Ni una palabra sobre él escribió tampoco Tiempo Argentino, el matutino que supuestamente venía a mostrarnos aquello que Clarín quiere ocultar.

Ni hablemos de 678, la mierda oficialista que parece tener la nariz tan tapada que ni siquiera huele los 14 muertos que hace un año se vienen cargando los amigos de Cristina.

El señor de la mañana de Continental, tan adusto y sobrecogido cuando de halagar a los funcionarios se trata, tampoco dijo nada de Julio López.

Y mucho menos podemos esperar de Canal 7, Radio Nacional y Télam, los medios estatales que no mencionaron a Julio López en todos estos años con el mismo énfasis que difundieron todos y cada uno de los miserables discursos de Aníbal, Florencio y todos sus ministros.

En fin. Si ningún medio masivo de comunicación, opositor u oficialista, privado o estatal ayer, Día Internacional del Desaparecido, siquiera recordó en un par de líneas, en unos pocos segundos, en una mera imagen a Jorge Julio López, será que Jorge Julio López no está desaparecido.

¿O será que a veces, frente a casos paradigmáticos como el de la desaparición forzada de Jorge Julio López, todas las grandes empresas periodísticas visten el mismo ropaje?

¿Será que oficialistas y opositores tienen distinto olor pero son, parafraseando a 678, la misma mierda?

¡Aparición con vida ya de Jorge Julio López!




Daniel Satur

10 comentarios:

  1. Muy bueno. Pero agregaría algo, para no subestimar el aporte de los compañeros ni ser injusto con el compromiso que han tomado: desde Radio Barcelona, todos los días recuerdan que Julio López y Luciano Arruga permanecen desaparecidos, y lo hacen en la mismísima Radio Nacional. No les debe salir barato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que Barcelona tiene desde el año 2006 la noble actitud de mencionar permanentemente a López, cosa que también realiza con Luciano. De todos modos no creo, en lo personal, que les salga "caro". Últimamente los muchachos de Barcelona lograron conjugar (muy inteligentemente, por cierto) algunos rasgos de ironía que traen desde sus primeras épocas con un trato bastante benevolente para con el kircherismo. De hecho el gobierno, que no se caracteriza por dar espacio a nadie que le resulte realmente molesto en sus medios, les ha dado tan codiciado segmento del aire de Nacional. Y Marchetti ya es una de las estrellas de Duro de Domar. No creo que les salga muy caro a los amigos de Barcelona recordar a Julio y a Luciano. Y mucho menos le cuesta algo al gobierno "bancarse" tener en su seno, bien cobijados, a estos muchachos graciosos.
    Saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. No es cómo sino porqué la cuestión.
    La reparación histórica que propone el gobierno de Nestor C. Kirchner fue un hecho desde el comienzo de su gestion. La creación de sitios de memoria, la nulidad de las leyes del perdón y los indultos, la reapertura e impulso de los juicios, la desclasificación de archivos militares, la reivindicación de los 30000 compañeros desaparecidos, el reconocerse parte de esa generación victima del terrorismo de Estado y declarar que todos somos hijos de las madres y abuelas de plaza de mayo, el impulso de la recuperación de nietos nacidos en cautiverio, la revalorización de la política avanzando a paso firme sobre la justicia social, la soberanía política y la independencia económica, todos estos hechos fueron los verdaderos causantes de la desaparición de López.
    Nunca Menos
    CFK 2011

    ResponderEliminar
  4. Josefina, la desclasificación de todos los archivos es un reclamo pendiente que aun mantenemos las org de DDHH independientes. Esta es una necesidad de primer orden ya que es la única manera de poder recuperar la identidad de los mas de 400 nietos apropiados y además evitaría que los sobrevientes tengan que exponerse como paso con Julio Lóppez, Silvia Suppo y otros. ES un reclamo fundamental que este gobierno ignora
    Más allá de esta cuestion, creemos que cada una de las cosas que vos señalas fueron conquistas de la lucha que llevamos adelante decenas de organizaciones durante largos años. Los Kirchner estuvieron siempre ausentes y unicamente tomaron estas demandas cuando asumieron con un bajo caudal de votos y con una coyuntura politica que era desfavorable para los intereses de la burguesia. Podemos ver hasta donde está dispuesto el gobierno a avanzar en materia de DDHH en la disignacion del Almirante Godoy como jefe de la armada aun sabiendo que éste participó en la base naval de Mar del Plata que era un centro clandestino de detención al mando de Alfredo Astis

    Te dejamos un video donde se denuncia esto y se muestra la intención del gobierno de reconciliar a la sociedad con sus reconocidos verdugos

    http://www.youtube.com/watch?v=6k0KPTtz024&feature=player_embedded

    PD: a cinco años ya es hora que Cristina nombre publicamente a Jorge Julio López

    ResponderEliminar
  5. Espero que lo que ustedes hacen sirva de algo muchachos.... yo creo como Josefina que se ha hecho mucho por los derechos humanos y también que es una actitud sincera de este gobierno y sobre todo creo en el trabajo de Madres y Abuelas, si de reconocer lucha se trata (para mi no es esa la cuestion) en plena dictadura reclamaban pacificamente por sus hijos... Nestor estuvo al lado de ellas y fue reconocido, ahora Cristina esta al lado de ellas. Realmente no entiendo que quieren. Igualmente en algun punto seguramente coincido con ustedes... si sus criticas aportan algo bienvenidas!!!

    ResponderEliminar
  6. La desaparición de López no fue producto de todo lo que presuntamente hizo por los derechos humanos el kirchnerismo.
    En primer lugar, si fuera así se estaría justificando (quizás involuntariamente)la desaparición del compañero López, lo cual es muy grave. Si descolgar 2 cuadros, abrir 3 museos y declamar filiación con las Madres y las Abuelas es motivo de que Julio esté desparecido; entonces no imaginemos qué podría pasar si lográramos encarcelar hasta el último de los genocidas. Tal vez en esa idea negativa radique la razón por la cuál muchos se resignan a pensar que la verdadera Memoria, Verdad y Justicia (es decir todos los genocidas y sus cómplices presos) es imposible.
    Julio no desapareció por lo que hicieron Néstor y Cristina. Es al revés. Julio desapareció, justamente, por todo lo que ellos no hicieron.
    Néstor y Cristina no tocaron ni un solo reducto, espacio, cloaca o cueva donde habitan desde hace décadas los que secuestraron a Julio. Hablamos de las policías Bonaerense y Federal, de la Prefectura y la Gendarmería, de la SIDE y otras dependencias de "seguridad". ¿O sí lo hicieron y no nos enteramos?
    Néstor y Cristina no desclasificaron casi ningún archivo de la Dictadura que hasta hoy tiene en su poder el Estado. Sólo "mostraron la puntita" sacando a la luz unos pocos documentos sobre Papel Prensa que demostraban que Clarín y La Nación estaban hasta las manos con los milicos. Pero escondieron todo documento que muestre las responsabilidades sobre las atrocidades de ayer de los miles de milicos que hoy siguen en funciones y a las órdenes de la "democracia". ¿O los hicieron públicos y no nos enteramos?
    Néstor y Cristina no sólo no hicieron nada para que Julio no desaparezca sino que hicieron todo, todo, todo para que nunca sepamos quiénes fueron los que lo desaparecieron. Hace falta nomás escarbar un poquito en la causa y queda claro todo lo que no hizo el Estado para encontrarlos. ¿O hicieron todo lo posible y no nos enteramos?
    Néstor y Cristina pudieron chamuyar lo que se les cante, pero en los hechos, en ocho años de anuladas las leyes de impunidad, hay menos de 80 genocidas condenados cuando está comprobado que hubo al menos 500 centros clandestinos de detención. Y eso no es porque la justicia es lenta solamente. Eso es también porque muchos de los jóvenes integrantes de la Dictadura son los viejos jerarcas de las Fuerzas Armadas y de las policías provinciales de este gobierno mal llamado "de los derechos humanos". ¿O esto no es así y no nos enteramos?
    Hay quienes creen que el gobierno nacional y el gobierno provincial fueron prácticamente víctimas en toda esta historia. Para ellos cabe una reflexión desde este espacio. Si Cristina Kirchner no mencionó, en cuatro años de gobierno, ni una sola vez en sus discursos a Julio López, transformando su silencio en una forma más de hacer desaparecer al compañero, y si a su vez su propio gobierno viene manejando desde los inicios a las fuerzas represivas del Estado (que según sus propias palabras son "fuerzas democráticas y subordinadas al poder civil"), valdría afirmar entonces que la propia Cristina Fernández de Kirchner tiene pleno conocimiento del destino que le deparó al compañero López. Cristina debe saber perfectamente quiénes secuestraron a López, dónde lo llevaron y qué hicieron con él. La hipótesis de que Cristina sabe dónde está López cobra cada vez más fuerza cuando es la misma Presidente quien se ha negado sistemáticamente a investigar y aportar todas las herramientas necesarias para hallar a los culpables. La complicidad en el encubrimiento por parte del gobierno es tan manifiesta que sólo cabe una pregunta final. Cristina, ¿dónde está Julio López? Una pregunta cuya respuesta, sea cual sea, Cristina no está dispuesta a brindar. Y esa es, lisa y llanamente, la raíz de la impunidad.

    ResponderEliminar
  7. Bueno pero por que habría que pensar que no es un buen primer paso en la depuración de las Fuerzas Armadas,reconocerlas o acercarse a reafirmar su rol de Comandante en Jefe... de otro modo no deberían existir las Fuerzas Armadas,hay que llevar adelante un trabajo desde todos los sectores, del Poder Judicial hay que también cambiar a los jueces de la dictadura eso es necesario y sobre todo desde los legisladores que deben reformar las leyes que permiten y dejan paso al abuso del derecho,(los cadetes estudian abogacía para saber excusarse bien cuando torturan o golpean a alguien) ese es un tema que hay que hablarlo ya por que la brutalidad policial que ocurre hoy es inaceptable, es una verdad que es necio y fuera de foco negar que es que la sociedad avala y da facultades a la policía elige y acepta al Organismo como necesario y por ende la sociedad decide que exista y le otorga ciertos privilegios que el organismo utiliza con corrupción para cometer crimen organizado,como mandar a presos a robar o etc,pero creo que planteado de forma chocante no esta expresado bien el problema en el sentido de que es un trabajo que se debe dar atravesé d elos partidos politicos, de los legisladores, el avance sobre la reforma de las leyes que ya estan quedando viejas, la depuracion del sistema legal de la dictura, principalmente. Internacionalmente ni todo el ejercito de todos los paises latinoamericanos unidos podrian ser oponenete a las potencias militarmente, perdon por el pesimismo, pero si es importante que las fuerzas armadas nos representen en el sentido de que es importante que las fuerzas armadas de cada pais representen a su pais. Que los servicios de intligencia de cada pais trabajen para ese pais, osea, es URGENTE que se reconcilie a la institucion de las Fuerzas Armadas con la sociedad. pero enjuiciando y depurando el Organismo de esos asesinos, y comenzando a plantear el tema del rol de las funciones del ejercito. o de las reformas posibles al sistema penal, etc,mas profundamente.

    ResponderEliminar

Por favor firme el mensaje, aunque más no sea con seudónimos o iniciales.