¿Por qué Sacado del Medio? Acá nos presentamos

sábado, 5 de mayo de 2012

Se fortalece la "corpo" ultraoficialista

Cristóbal López compra Radio 10 y C5N a Hadad


Nota publicada en La Verdad Obrera nº473


La semana pasada se supo que el empresario kirchnerista Cristóbal López le compró C5N, Radio 10 y otras cuatro señales de FM al empresario menemista-kirchnerista Daniel Hadad. Una operación que impactó más por su significado político que por los millones de dólares que implica. Y una muestra, también, de lo poco que le interesa al gobierno de Cristina la propia ley de medios que impulsó hace tres años.




¿Quién es Cristóbal López?

La última vez que supimos de él fue en 2010, cuando apareció como el “salvador” de Paraná Metal, una fábrica de Villa Constitución cuyos obreros encaraban una dura pelea en defensa de sus fuentes de trabajo. Pero aunque tiene empresas en varios rubros su nombre se asocia directamente al juego y, especialmente, al Casino Flotante, cuya mitad adquirió luego de las presiones que el gobierno ejerció sobre la española CIRSA. El amigo de los Kirchner arribó a los barcos de Puerto Madero con una serie de ataques a los trabajadores que se venían organizando en comisiones y con un cuerpo de delegados elegido por sus compañeros. Así arrasó con una organización que había conquistado importantes mejoras salariales y de condiciones laborales.
En esos días (verano 07/08) contó con la ayuda de las direcciones de los sindicatos del sector (especialmente ALEARA y SOMU), del Ministerio de Trabajo de Tomada, de la Justicia y, sobre todo, de la recién asumida Cristina Fernández. El kirchnerismo puso a la Prefectura y a la Policía Federal al servicio de Cristóbal López, que mandó a reprimir reiteradamente a los trabajadores, impidiéndoles hacer asambleas y actividades en las inmediaciones del Casino, encarcelando a los laburantes y hasta a sus abogados. Fueron duros meses de resistencia, con el apoyo de muchas organizaciones sociales y políticas, tras los cuáles más de 500 familias se quedaron sin trabajo. Así este empresario del “modelo” iniciaba un nuevo ciclo en una empresa vaciada de luchadores. Con esos métodos, siempre de la mano de los Kirchner, este sureño construyó un emporio repartido entre el juego, el petróleo, la construcción, el transporte público y la alimentación. Se calcula que sus empresas, integrantes del Grupo Indalo y de Casino Club, facturan más de $13.000 millones por año.

Noticias del poder

Radio 10 y C5N hace años son grandes aliados del gobierno, representando el “ala derecha” del espectro de medios kirchneristas. Pero aunque nunca hayan abandonado la red que conforma la “corpo” oficialista (el grupo Hadad es de los que reciben mayor publicidad oficial) estos medios se destacan por darle también gran espacio al gobierno bonaerense de Daniel Scioli, a los ‘barones’ del conurbano e incluso a personajes como Sergio Massa, el intendente de Tigre que, tras haber sido ministro del Interior de Cristina, se distanció cada vez más de la Casa Rosada. Incluso Longobardi, Oro, Feinmann y el resto de ese elenco periodístico suelen entrevistar amistosamente al macrismo (también reciben millones de pauta del Gobierno de la Ciudad), lo que para la lógica k se transforma en un serio problema. Hadad había logrado en los últimos años la peculiar habilidad de ser oficialista de todos los oficialismos. Kirchnerista, sciolista y macrista. Con todo lo que eso implica en términos políticos… y económicos. Pero dicen que después de la muerte de Kirchner la relación con el gobierno nacional se fue deteriorando. De hecho en 2011 el grupo recibió algunos millones menos respecto al año anterior. Por eso, mientras se enfriaban las relaciones políticas, Hadad fue negociando con Cristóbal López la posible venta de sus emisoras para así emprender una sutil retirada. Después de idas y venidas, la semana pasada ambos empresarios oficializaron la operación, valuada en unos U$S47 millones. Conociendo el prontuario de López, claramente la compra de estos medios no carece de trasfondo político. Frente al particular ‘oficialismo’ esgrimido en estos años por Hadad, el desembarco de Cristóbal López puede pensarse como la forma concreta de colocarles un ‘tapón’ comunicacional al sciolismo y al machismo, en vistas de un futuro marcado por la interna del PJ y la sucesión presidencial. Restan ver las consecuencias en la línea editorial que producirá el traspaso. Por lo pronto, el “llanto” lanzado al aire por Longobardi y Oro apenas enterados de la noticia vaticina que esta adquisición del “ultrakirchnerismo” traerá más de un dolor de cabeza a los exponentes mas recalcitrantes del periodismo facho.

Hecha la trampa

Un elemento extra que aporta esta “noticia” se refiere a la Ley de Medios. A veintiocho meses de sancionada, la nueva norma está a años luz de siquiera iniciar la tan cacareada “democratización de las comunicaciones”. Por el contrario, lejos de abrirse nuevos canales y radios populares y comunitarias lo que han proliferado son grandes empresas mediáticas cuyos dueños son fervientes propagandistas del kirchnerismo. Muchas de ellas incluso incurriendo en bochornosas violaciones a la nueva ley. Por caso, la mayoría de los canales de la Televisión Digital Abierta ni siquiera pasaron por un concurso público de licencias. Mientras tanto, a las televisoras independientes y sin fines de lucro se las obliga a “comprar” pliegos para esos concursos que valen entre $40 y $100 mil pesos. Si el gobierno “aprueba” la compra de los medios de Hadad por parte de Cristóbal López lo hará pasando por encima de varios artículos de la misma “ley de la democracia” que se presentaba como antimonopólica y democratizante. A juzgar por el silencio al que se llamaron los medios kirchneristas sobre el tema, nada hace pensar que la AFSCA vaya a rechazar esa transacción millonaria entre “amigos”. Cristóbal López se tiene confianza…Hagan juego, señores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor firme el mensaje, aunque más no sea con seudónimos o iniciales.